Conceptos básicos



En este bloque estudiaremos qué son los algoritmos y diagramas de flujo. Ambos sirven como herramientas para resolver problemas. Así que antes de aprender propiamente a utilizarlos, comenzaremos por comprender las bases: qué son los problemas y cómo podemos abordarlos para darles solución.


Un problema nos plantea el reto planear y luego ejecutar una serie de acciones a partir de una circunstancia inicial con objeto de llegar a una situación final o resultado. En el siguiente plano te proponemos como problema elegir una ruta para llegar desde el punto A hasta el punto B (A→B).


  1. Dibuja en el plano la ruta que seguirías para resolver A→B.

¿Qué es un problema?


Entremos propiamente en materia. En el plano social, podríamos definir un problema como la contradicción desafortunada entre "lo que es" y "lo que debería ser", esto último entendido como lo que la convención social concibe como deseable o correcto. Faltar a su cumplimiento generalmente ocasiona conflictos.

Una fuente frecuente de múltiples problemas, tanto en lo individual como en lo colectivo, son los diversos puntos de vista que suelen adoptar diferentes personas o grupos respecto de un tema o situación. Siempre habrá quien (o quienes) desee(n) que esa situación sea como le(s) gustaría o piensa(n) que debería ser, y no como en realidad es. No obstante, la capacidad de visualizar y considerar diversos pensamientos, ideologías o gustos genera una diversidad de soluciones y formas de abordar la vida.

No obstante los múltiples enfoques con que conceptualicemos el término problema en todos ellos podemos identificar un punto en común: un problema siempre genera tensión o conflicto. Esta tensión lleva a dos posibles caminos: a tolerar el problema (soportarlo en distintos grados) o buscar una solución para superar el conflicto. Esto quizá te parezca exagerado si piensas en un problema escolar de Matemáticas o de Química, pero el concepto se ajusta muy bien si lo es de esta forma: ¿qué tal si no tienes ganas de resolver, o el problema es verdaderamente difícil y te enfrentas a la tensión de cómo solucionarlo?

Como puedes ver, la tensión lleva a la necesidad de buscar soluciones, y éstas implican necesariamente una serie de acciones, o pasos a seguir, que parten de una situación inicial (el problema), para llegar a una situación final deseada (la solución). En la actividad de aprendizaje 1 observamos que para un problema existe distintas soluciones. Quizás algunos de ustedes eligieron la ruta más corta, yendo por las calles.



Sin embargo, quizás alguien fanático de las rutas panorámicas optó por un recorrido más largo, pues el problema no planteaba que debía elegirse la ruta más corta.



y tal vez alguien eligió no ir por las calles, si no cruzar los jardines y el río a nado para llegar al punto B, pues el problema no condicionaba a utilizar únicamente las calles.



En esta actividad, además de identificar que existen diversas alternativas para solucionar un problema, también observamos la importancia de definir con precisión en que consiste éste: es decir, comprenderlo, explorar si existe condiciones para resolverlo o, dicha de otra forma, interpretar los datos disponibles, o datos de entrada, para encontrar las soluciones, En el Ejemplo del plano, esto se tradujo en elegir la ruta más corta o en utilizar sólo las calles, un dato que no fue previamente especificado, Por tanto, todas las soluciones propuestas son válidas porque resuelven el problema planteado.



En esta actividad te proponemos crear un documento en un procesador de texto, si es necesario, utiliza un editor de presentaciones o de imágenes para incluir lo que se solicita o bien en tu propio cuaderno.
  1. Escribe en tu libreta las instrucciones que le proporcionarías a una persona para llegar del punto A al punto B del plano en la Actividad de Aprendizaje 1 (arriba en este mismo articulo). Puedes utilizar una ruta distinta a la que elegiste en un principio. Las instrucciones deben ser claras y precisas.
  2. Para completar tu escrito, incluye una imagen del plano en la que traces la ruta que se obtiene con las instrucciones anteriores dadas por ti. De esta manera las indicaciones serán más claras.
  3. Contesta las siguientes preguntas a partir de tu documento.
    1. ¿Qué funciona en tu documento parta hacerlo mas claro y coherente?
    2. ¿Qué se puede mejorar en ese documento para que sea aún más claro y consistente?

Metodología de solución de problemas


Es frecuente que no siempre tengamos conciencia de los problemas que afectan nuestro entrono, ni de que muchas veces, directa o indirectamente, nosotros mismo contribuimos a ocasionarlos. Estos problemas pueden ser de tipo  ambiental, como la contaminación o la perdida de vegetación; cultural, como la discriminación y la  inequidad; o de tipo económico, como la desigualdad y la pobreza. En el ámbito escolar y cotidiano podemos identificar el bullying, la inseguridad, la discriminación, la contaminación o contrariedad de tipo académico, entre otros.

Para resolver esos y otros problemas se ha desarrollado una serie de pasos sistematizados como parte de una metodología para la resolución de problemas. Ésta se divide en las siguientes cinco fases que se detallan a continuación: 1) comprensión del problema, 2) planteamiento de alternativas, 3) elección de una alternativa, 4) desarrollo de la solución y 5) evaluación.


1. Comprensión del problema

Comprender el problema es muy importante, pues si no identificamos con exactitud el resultado que se desea obtener (datos de salida), así como los datos de entrada disponibles para lograrlo (y en su caso las fórmulas u operaciones necesarias para procesar los datos), el resto del procedimiento podría resultar erróneo o no contemplaría todas las alternativas de solución factibles. Recuerda el caso de la Actividad de Aprendizaje 1 (arriba de este articulo), cuya solución derivó en diversos caminos o alternativas, en ese caso todas válidas, de acuerdo con las instrucciones expuestas. Para comprender un problema, podemos plantearnos las siguientes preguntas.

  • ¿Qué datos tengo disponibles (datos de entrada)?
  • ¿Comprendo todos los conceptos?
  • ¿Puedo plantear el problema de una forma que me resulte más familiar?
  • ¿Puedo crear un dibujo que ayude a comprender el problema?
  • ¿Existen operaciones que pueda realizar con los datos de entrada para obtener datos de salida?
  • ¿Qué se requiere para resolver el problema?
  • ¿Existen algunas condiciones que dificulten o faciliten la resolución del problema?

2. Planteamiento de alternativas


Luego de comprender el problema y analizar los datos de entrada y salida que seamos obtener, podemos comenzar a plantear alternativas de solución. Como comprobamos anteriormente, para llegar a la resolución de un problema tenemos a la mano distintos caminos. Procedemos entonces a la planteamiento de alternativas diversas, lo que nos permitirá definir las respuestas más adecuadas. Formularnos las siguientes preguntas nos facilitará la tarea.

  • Recuerdo algún problema similar?
  • ¿Puedo obtener información acerca de cómo se resuelve este tipo de problema?
  • ¿Puedo utilizar esta información?
  • ¿Es factible dividir y resolver el problema por partes?
  • ¿Puedo realizar varias pruebas con los datos de entrada?
  • ¿Qué pasaría si cambio el orden de los datos?
  • ¿Estoy utilizando todos los datos de entrada disponibles?

3. Elección de una alternativa


Una vez que definidas las alternativas, es necesario analizar cada una. En algunos casos quizá sea factible intentar valorar todas las alternativas posibles con el fin de descartar una por una hasta encontrar la adecuada, pero en problemas más complejos es probable que no podamos darnos este lujo. Lo indicado entonces es analizar y seleccionar una de las opciones. Formular las siguientes preguntas nos ayudará a elegir.

  • ¿La alternativa seleccionada me llevará al resultado requerido?
  • ¿Tengo la información y los recursos suficientes para llevarla a cabo?
  • ¿Cuánto tiempo requerirá su aplicación?
  • ¿Puedo realizarla de manera autónoma?
  • ¿Requiero ayuda?
  • ¿Existe una mejor alternativa?

4. Desarrollo de la solución


Una vez elegida la mejor alternativa, procedemos a definir la serie de pasos o acciones (proceso) que nos llevará a obtener el resultado final. Cada uno de estos pasos debe propiciar las condiciones para ejecutar el siguiente; esto se debe definir desde el planteamiento y la planeación de las acciones a seguir. También es preciso considerar la información y los recursos necesarios y disponibles para llevar a cabo cada procedimiento. finalmente, se requiere definir los tiempos en que éstos se realizarán, considerando cuánto llevará ejecutarlos y la fecha en que se iniciarán; es decir, necesitamos diseñar un cronograma.

A lo largo de la fase de desarrollo es importante evaluar si las acciones generan los resultados deseados, de modo que nos permitan avanzar en el proceso. De no ser así, podemos determinar qué está fallando para aplicar las correcciones y ajustes necesarios.


5. Evaluación


Una vez ejecutadas todas las acciones, es importante evaluar si logramos el resultado esperado y si se ha resuelto el problema. En esta fase también podemos identificar qué factores determinaron el éxito respecto de las acciones o procesos efectuados; es decir, qué funcionó y qué factores representaron un obstáculo, lo que derivará en la mejora del proceso. También podemos determinar si la alternativa elegida fue la más adecuada o qué otra habría sido mejor.

Una vez que conocemos la metodología de resolución de problemas, es momento de aplicarla en una situación de la vida cotidiana. En esta actividad identificarás, algunas situaciones en tu entorno relacionadas con problemáticas escolares, ambientales, económicas, culturales, de discriminación o de equidad de género. Puede tratarse de asuntos personales, por ejemplo, problemas en tu aprendizaje o desempeño académico, con el fin de que esta actividad te sirva para resolverlos.


  1. Aporta ideas sobre una situación de tu entorno que consideres como problemática.
  2. Anota aquellas que directa o indirectamente te afecten y las que creas que puedes aportar alguna respuesta con ayuda del método de solución de problemas.
  3. Escoge un problema. Recuerda que debe poder resolverse aplicando la metodología completa, desde el planteamiento de acciones hasta su ejecución.
  4. Redacta un documento en el que desarrolles cada uno de los pasos de la metodología con sus respectivas preguntas.



Publicar un comentario

0 Comentarios